Características

El Cortijo centenario y totalmente restaurado, consta de 3 habitaciones dobles, un baño, un aseo, cocina-comedor, salón-comedor y habitación-despacho con dos camas supletorias. Desde todas las habitaciones hay bonitas vistas a la dehesa que se manifiestan con gran esplendor desde el patín del Cortijo, impresionantes en las noches de luna llena.

El cortijo tiene agua caliente y calefacción central, así como estufa de leña en el salón-comedor. La leña es gratuita. Es una vivienda sostenible que se abastece de energía solar.

Adosado a sus muros, de piedra existe un horno de leña antiguo, como era habitual en el siglo pasado aunque la mayoría han desaparecido y que se conserva intacto y funcional.

Desde el patín, también se contempla “el carrero“, construcción de piedra donde se protegía el carro. Dentro del mismo podrás hacer uso y disfrute de nuestro futbolín.

Muy cerca del carrero se encuentra la barbacoa, para disfrutar de las comidas camperas.

La cocina consta de los utensilios básicos, esto es, platos, vasos, cubiertos, microondas, cafetera, incluso rosco-paella de butano y sartén honda o cazuela.

El cortijo también dispone de mesas y sillas exteriores para disfrutar en plena naturaleza.

Alrededor del Cortijo existe una gran zona protegida para evitar que entren los animales, con encinas, higueras etc, donde pueden jugar los niños en contacto con la naturaleza

 

2400